Alcalde: Ignacio Vázquez Casavilla.

En Torrejón de Ardoz (Madrid) hemos aplicado dos sistemas que han permitido modernizar la ciudad y que el Ayuntamiento se ahorre varios miles de euros.

El primero de ellos es el Plan de Eficiencia Energética que ha permitido ahorrar cerca de un millón de euros al año y dejar de emitir a la atmósfera elevadas cantidades de CO2.

A finales de 2012, el Ayuntamiento sacó a concurso la gestión de un nuevo Plan de Eficiencia Energética. El contrato contemplaba la gestión energética de las instalaciones municipales, tanto los edificios públicos como la red de alumbrado público durante los próximos 20 años.

De este modo, el Ayuntamiento se adelantaba a las regulaciones europeas sobre eficiencia energética que entrarán en vigor a finales de este año, como la Directiva 2012/27, de 14 de noviembre que obliga a las Administraciones públicas a conseguir un ahorro del 20% antes del año 2020 mediante la eficiencia energética.

Los pliegos contemplaban una serie de iniciativas que debían ser beneficiosas para nuestro consistorio como que la empresa adjudicataria integrase todos los servicios energéticos, que garantizase el mantenimiento de los equipos y que los mejorase utilizando las nuevas tecnologías existentes en el mercado. Además de que redujera la factura de los consumos energéticos y la reducción de CO2 a la atmosfera.

A cambio ofrecimos que el contrato de explotación fuera por 20 años para que la empresa pudiera rentabilizar las inversiones que hiciera en la ciudad.

La empresa Ferroser fue la elegida por los técnicos municipales. Esta empresa no sólo asumió las condiciones impuestas en el pliego sino que también ha aportado su experiencia, su apuesta por la innovación y la colaboración que tiene con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y varias Universidades españolas.

Lo primero que hizo la empresa fue realizar un estudio para saber cuáles eran los ámbitos en los que más energía se perdía en el alumbrado público de calles, vías y parques; el consumo de electricidad y gas de edificios públicos; y la climatización de los edificios públicos.

Tras este estudio se determinó apagar el alumbrado de los parques, una vez que son cerrados y no existe actividad en ellos; reducir la potencia de algunos puntos de luz mediante la instalación de reguladores de flujo; y modernizar 192 centros de mandos existentes en la ciudad.

También procedimos a la sustitución total del alumbrado público viario (14.000 puntos) cambiando las antiguas luminarias por otras de tipo led y adaptando el flujo lumínico a los niveles que marca el RD 1890/2008 de Eficiencia Energética.

En los edificios públicos sustituimos los elementos de iluminación antiguos por otros de bajo consumo y actuamos en los colegios públicos sustituyendo las antiguas calderas por unas nuevas que utilizan gas ciudad.

Por último, promovimos para evitar las pérdidas de calor o frío de los edificios públicos mediante la colocación de láminas opacas para radiadores con el objetivo de aprovechar la eficiencia de los mismos; la instalación de válvulas para la regulación de la temperatura, la renovación de los equipos de climatización por otros más modernos, el cambio de la climatización y redistribución por completo del sistema de climatización de los edificios; y la colocación de climatizadores en salas que carecen actualmente de ello y que favorecen el enfriamiento del resto de salas.

Gracias a la puesta en marcha de este Plan de Eficiencia Energética hemos conseguimos un ahorro energético del 35% en los consumos globales y del 66% en los del alumbrado público. Y todo ello sin que la calidad del servicio se vea reducida.

En términos económicos se traduce en que la ciudad se ahorra cerca de un millón de euros al año en consumo energético, dinero éste que puede ser reinvertido en políticas sociales y en ayudar a los más desfavorecidos de la ciudad.

Y a todo ello se suma un hecho difícilmente cuantificable que es la concienciación sobre el uso racional de la energía que está transmitiendo a vecinos y escolares de la ciudad. Algo que no sucedía anteriormente

El coste total de este contrato con Ferroser asciende a cerca de 92 millones de euros y contempla la gestión energética de las instalaciones municipales, tanto los edificios públicos como la red de alumbrado público durante los próximos 20 años. A cambio Ferroser va a realizar una inversión de 4,5 millones para modernizar toda la red de alumbrado público.

Por otra parte, gracias a este Plan se ha conseguido que la empresa adjudicataria se haya convertido en una empresa modelo para exportar el ahorro y la optimización de las instalaciones a otros campos (eficiencia en los consumos de agua, eficiencias en el transporte, campañas de ahorro para consumos energéticos de los vecinos del municipio, etc.). Además de generar varios puestos de trabajo en la ciudad.

El ejemplo más claro de que este Plan funciona y es atractivo es que ahora otros Ayuntamientos le piden a Ferroser que haga lo mismo que ha hecho en Torrejón de Ardoz.

Puntos de encuentro

Otro de los proyectos ha sido la implantación de tres sistemas tecnológicos de seguridad pioneros en España como son los Puntos de Encuentro, los terminales móviles de violencia de género y el sistema de detección de matrículas de vehículos robados o sospechosos.

Los Puntos de Encuentro son unas estructuras con un diseño moderno y personalizado realizadas en material de primera calidad con refuerzo antivandálico y apoyadas a su vez por la vigilancia de cámaras de seguridad. Están situados en los sitios más representativos de la ciudad como la Plaza Mayor o Plaza de España, así como en los lugares más transitados en cada uno de los barrios. En estos momentos hay 20 en la ciudad.

El objetivo de estos Puntos de Encuentro es conseguir que haya un contacto directo entre el vecino y la Policía Local, así como exista un elemento permanente para velar por la seguridad en cada uno de los barrios. Este sistema es gratuito y no tiene coste para el vecino.

Se reciben una media de 500 llamadas al año. Un magnífico resultado considerando que este sistema lleva funcionando desde el año 2011. Esto significa que los vecinos se van habituando poco a poco a usar estos Puntos de Encuentro como forma de comunicación con la Policía.

Y lo más reseñable. Los Puntos de Encuentro han contribuido a reducir los índices de delitos y faltas cometidos en la ciudad. Según la Delegación del Gobierno en Madrid, Torrejón de Ardoz ha logrado una reducción de casi el 5% durante el año 2013 y 2012 que se suma al 8% registrado en 2011 y al 20,58% en 2010 en los índices de delincuencia. Y, lo más importante, Torrejón no ocupa ya el primer puesto en el ranking de las ciudades en el que se produce más muertes violentas como ocurrió en 2006.

Además, los Puntos de Encuentro de Torrejón están siendo modelo y ejemplo para otros municipios, tanto de la Comunidad de Madrid como del resto de España. Asimismo, también se han interesado en este novedoso sistema delegaciones de varios países extranjeros, como China, Irán o Brasil.

Resumiendo tanto el Plan de Eficiencia Energética como los Puntos de Encuentro son dos actuaciones que se enmarcan dentro de un plan mediante el cual Torrejón de Ardoz lleva desarrollando en los últimos años una serie de proyectos que consigan la optimización de los servicios municipales, la generación de menor contaminación y un uso más racional de los recursos naturales. Todo ello con la aplicación y el uso de las nuevas tecnologías existentes en el mercado.

Web: www.ayto-torrejon.es